miércoles, febrero 08, 2006

Los beneficios de comer menos

A muchos les puede parecer un disparate que no comer o comer poco tenga algún tipo de ventaja para nuestra salud, salvo la de hacernos perder peso. Aunque parezca paradójico, reducir la ingesta de calorías diarias es altamente saludable para el ser humano. Lo que podría parecer un gran sufrimiento psicológico, es en realidad una fantástica terapia rejuvenecedora.

No lo digo yo, lo dice un estudio de la Universidad de Washington y del Instituto Superior de Sanidad de Roma que he leído en El País. En realidad, las conclusiones que obtiene no dejan de tener sentido ya que, tradicionalmente, el ayuno o el semiayuno han sido considerados por la mayoría de las religiones como buenos método para purificar el organismo y fomentar la capacidad intelectual y espiritual. Incluso cuando estamos enfermos, el cuerpo suele rechazar la comida como parte de la terapia sanadora.

Aparte de la mitología religiosa, el ayuno tiene una base científica y es que la reducción de ingesta de alimentos ayuda a los órganos a descansar y a deshacerse de las toxinas que se van acumulando. Esto no significa ni que el ayuno sea la panacea de nada ni que sea beneficioso para todo el mundo, sin embago sí que tiene muchos adeptos que recomiendan ayunos o ayunos ligeros dos veces al año.

Hace poco pasé una gastroenteritis chunga por intoxicación de ostras (ejem!) y era curioso ver cómo algunas personas me dijeron "uy, qué bien te veo". Yo decía, sorprendido: "pues he estado malo". En este caso el refrán "no hay mal que por bien no venga" viene que ni pintado. La depuración y desintoxicación del organismo es tan intensa que hasta la piel y el pelo te brillan.
Pero vayamos al estudio. Luigi Fontana, el que dirige el cotarro, concluye que la dieta hipocalórica no sólo permite atajar los kilos de más, sino que también es fantástica para el corazón y el rejuvenecimiento el organismo. Comer menos calorías y comer mejor (dando prioridad a los productos frescos en detrimento de los procesados) son las claves para conseguir un organismo más saludable. Tampoco es que el tipo haya inventado la fórmula de la cocacola, pero demostró que las personas que se sometieron a su dieta hipocalórica (rica en verdura, fruta, legumbre, cereal, pescado y aceite de oliva) consiguieron que su corazón funcionase como si tuviese 15 años menos.

En definitiva, de nuevo la fantástica dieta mediterránea. Otro reciente estudio señala la cada vez mayor asimilación de patrones alimenticios americanos en nuestro país. Después de dos años de estudio dietético a más de 7.000 españoles, casi la mitad de ellos acabaron engordando, la mayoría gracias a los excesos en el consumo de carnes rojas y bebidas con azúcar.

Que sí, que es lo de siempre, que hay que comer mejor (a ver si yo mismo me aplico el cuento). Pero, bueno, no viene mal recordarlo de vez en cuando. Eso sí, lo del ayuno no hay que tomárselo demasiado en serio, ¿eh? Y si realmente estamos interesados, lo mejor es consultar al médico.

Feliz Operación Bikini!!!

6 Comments:

Blogger meri said...

Menudo post más educativo!!!

Tienes razón, en cuanto comemos un poco menos y más sano, en seguida el cuerpo te responde estupendamente: te sientes más vital y con más energías!!

Sin ser tan trágicos, lo de cenar fruta 1 ó 2 veces por semana (me lo mandaron en el régimen) sienta estupendamente. Es un hábito que voy a mantener para el resto de mi vida. ¡Palabrita del niño Jesús!

3:01 p. m.  
Anonymous DrGonzo said...

María, te cambio discos molones por comidas suculentas. Si?

(Chorradas aparte, me alegra que te guste Freedom of Choice. aunque pensándolo bien: con ese título... ¿a quién no le gusta? :P)

4:02 p. m.  
Blogger meri said...

El contrapunto a tu post, los beneficios de comer MÁS:
• el gustazo que te pegas
• mejora tu vida social
• comes más luego BEBES más (de todo!)
• pruebas más cosas (viva el pedir y compartir todos los platos, yo lo hago hasta en los sitios más finos!!)
• es el paso previo a una buena siestorra (de 3h o más)
• te agranda el estómago. Poco a poco podrás comer MÁS (aún)
• no dejas nada en el plato, que es una grosería y una falta de consideración

Era sólo por tocar un poco los cojoncillos... :)

12:23 p. m.  
Anonymous Sra. Ash said...

Resumiendo que lo que hay que hacer es comer mucho o poco. Para quedarse en el término medio NADA, nos vamos al cine

2:03 p. m.  
Blogger meri said...

yo lo que practico es:
• entre semana como poco
• los fines de semana como mucho (muchísimo)

Así me va, que los lunes tengo un hambre que pa qué!!

2:58 p. m.  
Anonymous leuke said...

Mmmm, yo creo que en España se promueve comer mucho, no está bien visto socialmente comer poco. Eso poe un lado, también es cierto lo de la dieta mediterránea, que es difícil seguir con el ritmo de vida que levamos.
Yo la verdad es que soy un poco caprichosa y si algo no me gusta, por ejemplo, cuando como fuera de casa, de bocadillos cutres etc. , como poco. Ahora, si algo me gusta, tengo mucho saque y me lo como toodo.

2:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home