miércoles, noviembre 02, 2005

La dieta disociada

¡Y seguimos con las dietas..!

Una de las más famosas es la disociada. Se basa en la distribución de las comidas a lo largo del día: lo importante no es qué comes sino con qué lo comes.

Las hay de varios tipos, siendo lo fundamental el no mezclar en una misma comida alimentos proteicos con hidratos de carbono. Algunas no te permiten mezclarlos ni tan siquiera en el mismo día.

Se supone que, al juntar estos dos tipos de alimentos, el estómago realiza una digestión diferente que si lo hiciera con un solo tipo y asimila menos nutrientes (por lo que pierden parte de su valor nutritivo).

Por lo visto, los resultados a corto plazo son bastante gratificantes, aunque a la larga, como ocurre en la mayoría de las dietas, acaba siento perjudicial. Lo bueno: no tiene limitaciones en cuanto a cantidad de los alimentos (aunque supongo que tampoco se trata de ponerse hasta arriba). Además, para los que comemos fuera de casa, resulta relativamente sencilla de hacer. Lo negativo, pues sobre todo la falta de ciertos elementos como glucosa, fibra...

Para seguirla hay que tener en cuenta:

El desayuno en principio es libre, aunque se recomienda el típico desayuno de régimen: café con leche descremada, rebanadita de pan y pieza de fruta.

Los hidratos deberemos consumirlos al mediodía (ya sabemos que se van conviertiendo en energía... se trata de gastarlos con la jornada).

Las proteinas para por la noche.

• Tanto con la comida como con la cena podemos podemos comer verdura.

Esta semana voy a intentar seguirla... Ya os contaré los progresos (¡o las decepciones!).

7 Comments:

Blogger Mario said...

En general dicen que funcionan muy bien estas dietas, aunque a la hora de comer platos elaborados (paella, cocido...), es casi imposible seguirla, porque se mezclan hidratos con proteínas.

En fin... ¡suerte!

10:26 a. m.  
Blogger meri said...

estoy investigando y es imposible.. todo lleva hidratos y proteinas!!!

el surimi! tiene fécula!! de lo que se entera una... en fin, lo intentaré... auqneu no prometo nada...

11:10 a. m.  
Anonymous Sra. Ash said...

Soy escéptica y quizá tocapelotas, no tengo ningún argumento científico pero, para adelgazar, ¿no valdría con un tercio de paella y un tercio de cocido?

11:59 a. m.  
Blogger Mario said...

Claro que valdría con eso Sra. Ash, ¡pero es que hacer eso no es fácil! Además, si no lo complicásemos un poquito... ¡se nos acabarían los temas en el blog!

1:21 p. m.  
Blogger meri said...

con la paella... como si se reduce a 1/5!! pero con otras cosas... las olivillas de los bares!, las patatas dos salsas!, la pasta! (en cualquiera de sus formas), el quesito! así me va.. supongo...

1:31 p. m.  
Anonymous Sra. Ash said...

No es que no esté a favor de hacer dieta y menos de hablar de ellas pero es que esta siempre me ha parecido un horror, eso de hoy como 3 filetes y un huevo cocido (otra vez el huevo) o 1 kg de pasta (la que sea, total no le vas a poner nada...), me entristece.

2:53 p. m.  
Anonymous la jami said...

eso de disociar es una gilipollez.
yo, especialista y aficionada a la nutrición, os diré x qué: las proteínas debéis consumirlas junto con hidratos, pues éstos ayudan a q el organismo las asimile.

palabra de culturista.

es más, xra asimilar las protes, hay q comer el doble de hidratos. o sea, x cada 50 gramos de protes, 100 de hidratos.

viva el bocadillo de jamón!!
serrano, q engorda menos q el york y está más rico. además, el jamón serrano es muy rico en zinc, mineral buenísimo xra la memoria y el cerebro en general.

ea.

3:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home