viernes, octubre 28, 2005

Dieta metabólica

Si este blog se llama Se nos va la olla, es por algo. Y con las dietas pasa un poco eso, que se nos va la olla a todos, no sólo a los autores de esta bitácora dietético-gastronómica. Desde que la delgadez se convirtió en una obsesión en la mayoría de los países desarrollados, no han dejado de surgir sistemas para perder peso, algunos más fiables que otros. Por ejemplo, hace 40 años las americanas se volvían locas con el sistema Weight Watchers, y hace 20, con los regímenes disociados. Pronto se popularizarían el método de Montignac y el de Atkins, ambos muy controvertidos para los especialistas en nutrición. Incluso hemos oído hablar de la más que sospechosa dieta de los grupos sanguíneos.

La última adquisición a esta lista (que seguro que se me ha quedado cortísima) es la dieta metabólica, la respuesta que muchos y muchas estaban esperando para sus problemas de sobrepeso, ya que ofrece una justificación 'científica' (o pseudocientífica, que yo no sé si es para tanto) a aquellas personas que dicen cosas del tipo: "yo creo que a mí la lechuga me engorda". Y es cierto que hay gente que sigue todo tipo de sistemas para bajar de talla y no lo consigue, a pesar de morirse de hambre. Puede ser, por tanto, que para muchos sea un feliz descubrimiento.

La editorial RBA ha publicado recientemente 'La dieta metabólica', un trabajo de William Wolcott y Trish Fahey que asegura que las dietas no funcionan igual con todo el mundo porque cada persona tenemos un metabolismo diferente. Según ellos, el mismo alimento hace que unos se mantegan en su peso o adelgacen, y que otros engorden o incluso que sufran problemas de salud.

Yo, personalmente, no he podido echar un ojo al libro en cuestión, así que no sé cómo estará. En sus páginas, dicen, podremos encontrar algunos cuestionarios que nos indican cuál es nuestro tipo de metabolismo, la dieta que más se adapta a nuestras necesidades y los alimentos que más nos convienen. Y sólo cuesta 20 eurillos, que no está nada mal. Ahí queda eso: igual se pone de moda. De momento, no hay muchas entradas en Internet sobre este tema, aunque sí muchas páginas italianas que no sé traducir y algunas entradas relacionadas con el culturismo (?). Se agradecería información al respecto.

Pero vamos, que digo yo que, por muy diferentes que tengamos todos los metabolismos, un bollycao engorda y punto pelota.

¿Sí o sí?

11 Comments:

Blogger meri said...

A mi me quitas la lechuga y me matas!! pero si, estoy segura que algunos alimentos "dietéticos" a los gordos por naturaleza nos engordan (de ahí que siempre me haya creído la dieta del grupo sanguíneo, pero nunca haya tenido cojones para gastarme los 600 eurazos del test alcat!)

1:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Antes de criticar algo estudia un poco...tu comentario lo deja claro, un bollycao engorda, pues si un bollycao engorda pero a ti quizás mas que a mi...un huevo es malo para ciertas personas porque les sube el colesterol y a otros les va de puta madre y se toman 7 a la semana y no les sube...ect...Yo estudio sobre Nutricion y a pesar de ser un libro económico es de los pocos libros que se acercan a la realidad...No puedes poner una dieta a una persona sin estudiar primero su metabolismo...Somos diferentes...Por eso a los atletas de elite no les puedes dar a todos la misma alimentación...porque a unos puedes beneficiarlos y a otros perjudicarlos, gravemente...
En fin... solo buscava información leí esto y me izo gracia la ignorancia, aunque ahí cosas peores, como creerse las tonterias de cualquier medico anticuao o las super dietas que arman algunos o algunas sin puta idea en la materia...Así que te felicito por ser así y no dejarte engañar pero te excedes desvalorando un trabajo que ni si quiera as leido y es muy interesante...¿?Por que unos niños son delgados y fibrados y otros gorditos y sin fibrar y comen la misma mierda?¿ Los alimentos no nutren igual en un cuerpo que en otro y no tiene que ver con la composicion de estos esta claro que un bollycao engordará siempre más que la lechuga...pero a mi quizás mengorde menos que a ti un bollycao y sin embargo mengorde mas que a ti una lechuga...Bueno un saludo

5:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Si eres tan culto, podrías demostrar tu formación escribiendo correctamente, si criticas la "ignorancia" ajena, hazlo con propiedad.

9:28 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sí, esas faltas de ortografía demuestran su ámplia cultura.

10:20 p. m.  
Anonymous Manuel said...

-

Simplemente, escribe usted sin conocer.

-

4:19 p. m.  
Blogger salva said...

Yo estoy leyendo el libro y es muy interesante. Tiene unos cuestionarios, te clasifica segun el tipo metabolico y te dice la dieta mas adecuada y los suplementos.
El cuerpo tiene unos controles homeostaticos, pero normalmente en cada persona, prevalece una rama sobre la otra, la alimentacion tiene que reforzar la rama debil, para mantener el equilibrio.
En concreto a mi me clasifica como tipo proteina, lo cual quiere decir que no me engorda ni la grasa ni la proteína, pero tengo que se moderado con los carbohidratos. Otras personas es al revés, tienen que controlar las proteinas pesadas y ingerir poca grasa.
El siguiente control homeostatico es la dominancia simpática o parasimpática, recomendando unos minerales en cada caso, pero sin ofrecer mucha información sobre como clasificarte.
Y continua con otra serie de controles.
Sin embargo, tiene errores de traducción y es muy complejo, por lo que me gustaría intercambiar opiniones.

6:22 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hombre, yo prefiero fiarme de un hombre que fue director del Instituto Internacional de la Salud antes que de todos esos comerciales de productos pseuo-dietéticos (no os acordáis del biomanam de la época de mis padres?). Le he echad un vistazo y aunque el fondo está bien y tiene cierta base, la forma es bastante pobre al estilo americano, convenciendo al lector como si fuese bobo, al estilo de los anuncios de la teletienda (en plan, la dieta metabólica es la más efectiva por esto, por esto y aquello, o, si usted realiza la dieta metabólica usted se encontrará mejor, adelgazará etc.). Quizás el libro resultaba más interesante con un lenguaje más serio y unos ejemplos más maduros y no como si fuésemos niños de primaria. De todos modos me han comentado que tiene un Wolcott tiene un libro no traducido dirigido a profesionales de la salud y endocrinos que resulta mucho más claro, justificando más los distintos tipos metabólicos, ya que si se lee todo el libro se descubre que no son 3 los tipos sino que de la combinación de varios tipos resultan hasta 18 tipos distintos de vitaminas. UN SALUDO

10:36 a. m.  
Anonymous Daniel said...

Sí que es muy compleja la explicación científica, y aún no está del todo claro por qué funciona así, pero está comprobado por muchos años de experiencia. Si queréis un material mejor explicado para determinar los tipos y subtipos metabólicos os recomiendo el libro (sólo en inglés): "The Nutrition Solution - A Guide to Your Metabolic Type" - por el dr. Harold J. Kristal
Se puede comprar en amazon.com y es mucho mejor que el otro en cuanto a métodos de detección del tipo metabólico.
El Dr. Kristal (que ya no está entre nosotros desde hace unos pocos años) ha desarrollado junto con William Wolcott un método que lo presenta en su libro. Os lo recomiendo de todo el corazón.

1:33 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola queria saber si el libro se puede conseguir en español o alguna pagina donde se pueda conseguir traducido eso gracias, cual ayuda a anacf@123mail.com.

4:24 a. m.  
Anonymous Paco Carreño said...

No sé si mi comentario en un post de 2005 tiene sentido pero bueno.

Coincido en que Atkins y algunos autores oportunistas han provocado dudosos beneficios para salud... (Salud NO es sinónimo de delgadez, como Sentirse bien a pesar de tener sobre peso tampoco es Salud)

Sin embargo, los tipos metabólicos SÍ son algo realmente científico (nada de pseudociencia... tienen todos los fundamentos fisiológicos, neurofisiológicos y especialmente neuro-endocrino-inmunológicos). Incluso tienen antepasados y tradiciones milenarias en distintas zonas del mundo (grecia, india, etc...)

Lo que ocurre es que NO se puede recurrir a un avance en nutrición desde el fanatismo o la desesperación. Es mucho más saludable querer mejorar y optar por una salud óptima. En el camino hacia ese estilo de vida suelen perderse los kilos que sobran pero no es esa la principal obsesión.

Personalmente a mis pacientes les muestro un camino, más que darles una dieta, por el que a través de la nutrición y el ejercicio (ambos científicamente diseñados) que les hará experimentar un cambio colosal en su vida a todos los niveles.

La Nutrición Ortomolecular es la escuela que auna todo lo que goza de gran respaldo científico, empírico, etc... de modo que no "se casa" con una tendencia u otra (que si dieta del tipo sanguíneo, que si los tipos metabólicos, que si macrobiótico, que si vegano, que si crudívoro...), sino que toma aquello que tiene un impacto evidente y resultados probados sobre la salud. Siempre desde la máxima de aportar al cuerpo elementos naturales de manera individualizada para ayudar al propio organismo a prevenir, e incluso superar o reducir al máximo enfermedades de todo tipo (incluyendo las crónicas degenerativas)

Un placer leer post sobre salud y nutrición.

1:54 p. m.  
Blogger Silvia said...

Hola, mi marido y yo hemos decedido empezar la dieta del metabolismo, se puede comer de todo, pero ¿cómo? a la plancha, cocido, asado... ¿Alguién me puede sacar de la duda?

Gracias.

11:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home