miércoles, septiembre 28, 2005

Tarta de manzana


No hay nada mejor para no pensar que la terapia ocupacional. Es decir, cuantas más cosas haces, menos piensas y menos te preocupas por tonterías. Yo cada día estoy más convencido de que el trabajo es un buen invento para no volvernos locos.

El caso es que, si ahora las actividades de terapia ocupacional primordiales en mi vida son, en primer lugar, ver a los amigos y, en segundo, pasear, la tercera tarea esencial en este ránking es la cocina, como no podía ser menos.

Ayer hice una tarta casera de manzana para chuparse los dedos con la ancestral receta de mi abuela. Es muy fácil de hacer y es la mejor solución para utilizar esas manzanas arrugaditas que ya nadie quiere.

Primero coge unas cuatro o cinco manzanas, pélalas y córtalas en láminas muy finas, como si fueras a hacer una tortilla de patata. A continuación mezcla en un bol un vaso y medio de harina de trigo, un vaso de azúcar y un sobre de levadura (si te gusta muy dulce, siempre le puedes poner más azúcar) y, en otro recipiente, bate cinco huevos.

Ahora coge un molde para el horno y unta mantequilla o margarina para que la tarta no se pegue. Después, sólo tienes que poner una capa de la mezcla de la harina bien espolvoreada y otra de láminas de manzana. Una de harina y otra de manzana, así sucesivamente y evitando que queden huecos. La última capa siempre tiene que ser de manzana, así que guárdate las suficientes láminas para el final.

Cuando veas que ya te queda poca manzana, vierte los huevos batidos por toda la tarta. Pon la última capa de manzana y mete la tarta en el horno (previamente precalentado).

Déjalo hornear a temperatura media un buen rato. Esto yo lo hago a ojo de buen cubero: si ves que se tuestan mucho las manzanas, bájalo de intensidad. Se habrá cuajado cuando pinches con un palillo en la tarta y salga limpio, sin líquido.

Para darle el toque final, echa por encima de la tarta un chorrito de ron o coñac y decora la superficie con una capa de mermelada (la que más te guste, aunque yo prefiero de melocotón o albaricoque). ¡Ya verás: está buenísima!

Hoy he hecho arroz con leche. Y me ha salido de muerte...

¡Ya os contaré!

7 Comments:

Blogger meri said...

mmm!! mira que no me gusta nada la tarta de manzana.. pero con tu post.. hasta me han dado ganas de hacerla!!

8:31 a. m.  
Anonymous Sra. Ash said...

Prometo volver a mis antiguas buenas costumbres y cocinar pasteles y tartas. De lo mejor cuando era pequeña era volver a casa y que mi madre hubiera hecho tarta de manzana. Pruebo con esta receta. Contaré los resultados. Besos

10:35 p. m.  
Blogger meri said...

Tengo un descubrimiento mundial que compartir!(los cocinitas de verdad supongo q se descojonarán de la chorrada... pero en fin!).

Ayer me quedé sin vinagre. SIN VINAAAAGRE! Y ya tenía hecha toda la ensalada!!!

Solución: agüé un poco de mostaza y la eché con el aceita y la sal. Y voilà! una ensalada riquiiiiisima!

8:45 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Qué pena que casi no se vea el título con el dibujo tan bonito del final de la página; parece que lo tenéis escondido...
Será que "todo tiene su porqué y no le va bien a la composición" pero a mi me parece un desperdicio, con lo cuco que es. Felicidades al diseñador

2:33 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Esta está rica, sí pero mi preferida es la de almendra mmmm que hambre y a estas horas...

2:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El último anónimo era yo..

2:04 p. m.  
Blogger meri said...

:-D
Muchas gracias usuario anonimo!
Es un problema informatico!!... si conseguimos meterlo de cabecera se van los acentos! necesito ayuda informatica!!

11:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home