viernes, septiembre 15, 2006

El fabuloso té verde

Siempre es buen momento para redescubrir el té. Esta bebida milenaria, la más consumida en el mundo, después del agua, nos llega desde Asia con un excelente currículum: los habitantes de China y Japón, por poner dos ejemplos de países superpoblados en el Extremo Oriente, disfrutan de una salud y una longevidad a prueba de bombas.

Entre todas las variedades de té (negro, oolong, verde y blanco), el verde destaca su alto poder diurético. De hecho, se convierte en una de las mejores armas para combatir el sobrepeso. No sólo favorece la eliminación de líquidos, sino que estimula el metabolismo para deshacerse de las grasas. Se dice que incluso contribuye a reducir los casos de grasa localizada como la celulitis.

Pero si por algo destaca el té verde es por su altísimo poder antioxidante. Y en una vida como la nuestra donde la mala alimentación, el tabaco, el alcohol y el estrés están a la orden del día, no hay nada como una tacita de té verde para recuperar el oxígeno que nuestras células están pidiendo a gritos.

Gracias a su proceso de elaboración, donde no tiene lugar la fermentación (proceso que daría lugar al té negro), las hojas conservan gran parte de los polifenoles de la planta, responsables de ese poder antioxidante. Gracias a ellos, retrasamos el envejecimiento prematuro e incrementamos nuestras defensas frente a las agresiones externas.

Por si esto fuera poco, hoy me entero de una nueva noticia que añade más ventajas al consumo de esta saludable infusión. Un estudio elaborado en Japón, donde se ha analizado la región que bebe más té verde del país, demuestra que su consumo reduce la mortalidad por enfermedades cardiovasculares. En resumen, que los japoneses que beben unas tres tazas diarias de té verde viven más y mejor.

En fin, un motivo más para disfrutar de la tacita de té verde diaria, a pesar de que un consumo excesivo, según dicen los expertos, dificulta la absorción de vitamina B1 y hierro, y puede provocar nerviosismo. Desde luego, en pequeñas dosis, es un despertador ideal, que despeja y activa nuestro cerebro gracias a la teína (que en la variedad verde es muy reducida).

Por último, recomendaciones para hacer un té en condiciones: no dejes que hierva el agua (que si es mineral, mucho mejor). Si llega a ebullición, tanto el agua como el té pierden propiedades. Pon el té unos segundos antes de que empiece a hervir y respeta los tiempos de infusión que indiquen en el paquete. Ten en cuenta que, cuanto más tiempo dejes en infusión el té, se reduce el contenido en teína y aumenta el amargor del mismo, debido a que el contenido en taninos se incrementa.

Ahora que el otoño empieza a asomar su cabecita, nada mejor que una tacita caliente de té verde y... a disfrutar.

8 Comments:

Blogger meri said...

Ay qué post más cientifiquisimo!! yo tb soy fan del té verde.. pero es que el rojo es maravilloso!

1:03 p. m.  
Blogger Doña Col said...

Yo también soy una absoluta fan del té.
Todo lo que comentas es muy cierto.
El té verde es un diurético maravilloso, despues de un año de consumición en ayunas, regulo extraordinariamente el uso de mis riñones que se empeñaban en orinar pero que muy poco.
En cuanto al té rojo, leí un estudio sobre sus beneficios para regular el nivel de colesterol en sangre y puse a mi padre como conejillo de indias. Durante una semana- quince días aproximadamente al mes, toma te rojo tras la comida y ha conseguido que su nivel de colesterol en sangre llegue a tasas normales.
Por lo demás existen en el mercado infinidad de tés en el mercado, aunque sigo prefiriendo comprarlos en pequeñas teterias, ferias y demás...
Uno de mis favoritos es el té de jazmín (el que acostumbran a poner en los restaurantes asiáticos).

1:16 p. m.  
Blogger Mario said...

También es por una cuestión de sabor... el té verde es más suave que el rojo, por eso me gusta más.

Qué fuerte lo que cuentas sobre tu madre, doña col. Si es que los chinos se las saben todas!

1:33 p. m.  
Blogger meri said...

Jajaja, me encanta lo de doña col. Qué nombre más guai.

Yo nunca tuve el colesterol mal (esas cosas creo q se heredan y a pesar de ser todos tirando a obesos, tenemos el colesterol bajísimo -porque no tiene ná que ver...-).

El caso es que el té rojo lo tomo porque regula muchísimo el tránsito. Es buenísimo para ir diariamente al baño. Y no tiene los efectos secundarios de otars cosas, como retortijones o gaseosas, simplemente te regula. Maravilloso.

3:47 p. m.  
Blogger Doña Col said...

Lo del colesterol es una auténtica putada. A veces tu higado toma conciencia y vida propia y hace lo que le place... A mi me pasa con el "colesterol bueno" (HDL) que fluye a borbotones por mis venas. Lo bueno, previene accidentes coronarios, lo malo, que se me acumula en la vesicula, se hacen grumos y me dan colicos... cagüen la mar...
Pero bueno, para arreglarlo nos venden de todo, margarinas, leches, galletas...
Como nos comiesemos todo lo que promete quitar el colesterol ibamos a acabar todos fatis totales

6:17 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

How many?
hydrocodone withdrawal

10:55 a. m.  
Anonymous baby colic formula said...

ESte te verde es una maravilla, hace un tiempo cuando tuve unos problemas de colicos con mi hijo, y yo le daba de tomar una formula con un tratamiento y tambien luego de esta formula le daba te verde, y en cuestion de dias desaparecio el malestar, creo que las propiedades curativas del te verde son geniales...gracias por compartir el articulo esta demasiado bueno!

3:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hi therе everyone, іt's my first visit at this web site, and article is actually fruitful for me, keep up posting these types of articles.

Here is my web-site; http://voorbeeld.com/

6:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home