lunes, junio 26, 2006

Bares: la arrocería de la calle Segovia

Hace tiempo que no recomendamos ningún bar... no es que los hayamos dejado, qué va! es sólo que con el cambio de hogar y demás estamos aún investigando la nueva zona.

Uno de los primeros que descubrimos nada más mudarnos (juraría que el mismo día de la mudanza nos recompensamos el esfuerzo con una cañita brava allí), fue la arrocería de la calle Segovia, que ni sabemos cómo se llama (está a la altura del número 11), pero que nos encanta.

Está entre el Viaducto y Puerta Cerrada, subiendo por la cuesta en el lado derecho. Pues bien, tiene una terracita donde sirven comidas (arroces) y que suele estar llena de guiris. Vale, eso echa para atrás. Pero resulta que si entras dentro tienen una barra muy maja con un camarero más majo aún: Antonio.

Obviamente, es un sitio familiar (el parecido entre los camareros es asombroso, una mezcla entre Pepe Viyuela y Javier Cámara en Torrente). Y parece pequeño, pero no lo es: en la trasera tiene varios salones muy grandes que deben ser ocupados hordas de guiris y/o -esto lo hemos comprobado- despedidas de solteros.

Pero ojo, no hay que asustarse. El bar, al menos la barra, está fenomenal. Vamos a lo que nos interesa: la caña y la tapa. Siempre -repito, siempre- ponen tapa. Y normalmente en este orden:

• 1ª ronda: chorizo y morcilla de calabaza, una rodaja con pan de cada una para cada comensal.
• 2ª: Jamón, con un chorrete de aceite y a veces alguna especia. El de ayer, de Guijuelo, estaba espectacular.
• 3ª: Cabrales. Esto puede echar pa atrás a más de uno, pero si te gusta, lo disfrutas que no veas. Además, siempre hay alguien que lo dona. ;D
• 4ª: Croquetas. En esta ronda puede haber mosqueo, porque tarda en salir. Pero Antonio siempre avisa "no os preocupéis, estoy calentando la tapa". Es más, creo que las fríen en el momento.
• 5ª: Si llegamos a esta ronda hay premio especial, ¡porque normalmente invita la casa!

A parte, si tenemos más hambre, ponen unas estupendas tostas bien cargaditas... El restaurante no lo hemos probado, pero seguro que no defrauda... Vamos, un lugar totalmente recomendable. Sin los agobios propios de la Latina y con un trato excepcional. Todavía no hemos encontrado uno mejor.

PD: Antonio me conquistó el primer día cuando, ya con la segunda ronda, me puso una servilletita doblada bajo la caña a modo de posavasos, tal y como hago yo siempre.
¡Dios, cómo se fija este hombre! ¡qué arte!

10 Comments:

Blogger Mario said...

A veces también ponen queso y cecina, y claro, muy bien presentado con su chorrito de aceite de oliva y una chispita de orégano. Desde luego, este hombre es arte.

Por cierto, si vas un día y no está tan majo como de costumbre es porque anda agobiado con los guiris o los de los cumpleaños!

3:31 p. m.  
Anonymous leuke said...

Bueno, qué maravilla. Con esta descripción dan ganas de ir YA. Seguro que lo investigamos, y seguid contando que estos descubrimientos no tienen precio.

12:05 a. m.  
Blogger meri said...

of course, ;D, pa eso hicimos el blog!
... se admiten sugerencias!!!

9:15 a. m.  
Blogger Jorge G said...

uy! pensé que era Mario el que escribió esta entrada (es un divertido juego el adivinar quién firma cada entrada).

echo de menos las croquetas. qué rico ese cabrales...

ñam ñam...

o debería decir... yum yum? :-(

4:29 p. m.  
Blogger meri said...

Bueno Jorgín, tu tienes a tu alcance otras dellicatessen que no le van a la zaga!!

9:31 a. m.  
Anonymous leuke said...

Sugiero...

Pero es que siempre digo el mismo. El bar la Rosa lo he comentado ya?

En la calle de la Casa Encendida,(que es la Ronda de Valencia, no) en esa misma acera, peo un poco más adelante, según se va desde el metro de Embajadores.

La Rosa es muy maja y su familia también, te saludan y te despiden muy amorosamente.

Siempre tapa, y lo más normal es que sea un pincho de tortilla muy muy bueno.

1:52 p. m.  
Blogger meri said...

Mmm pues lo desconocía, pero allí que iremos!!!

2:06 p. m.  
Blogger Miss Muslitos said...

por diox qué envidia!! conozco la arrocería, he pasado millones de veces delante de ella para ir a mi antigua casa, y jamás se me ocurrió entrar por los guiris de la terraza..
pero pongo a diox por testigo que en mi próxima visita a Madrid, visitaré el bar!!!
¿Qué tal todo?

Be sos

pd. El bar rosa es aconsejable..

1:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Un sitio magnífico, la comida está deliciosa. Además, tienen platos para celiacos y eso es una gozada para los que no podemos comer en cualquier sitio.

10:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Creo que eso era antes, yo estuve una vez y se limitaron a ponerme aceitunas.

Les falta vision comercial, los horarios que tienen no son de guiris,Ademas creo que se pasan en el precio de las paellas

12:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home