martes, noviembre 07, 2006

Dietas, dietas, dietas: los nutricionistas nos ayudan

O eso están intentando vendernos a toda costa. En vista de la pasta que produce la dietética en todo el mundo (no hay nadie en este planeta que no quiera adelgazar, salvo los ciudadanos del Tercer Mundo, que bastante tienen con lo que tienen), los dietistas y nutricionistas han decidido coger las riendas de un negocio que, por definición, les pertenece, para convertirse en los gestores de un sector que cada día genera más y más volumen de beneficios.

Y es que, antes de que los nutricionistas aparecieran en escena, eran unos cuantos endocrinos los que se repartían el pastel de las dietas. Para cubrir ese vacío de contenido, proliferaron herbolarios, revistas y programas de radio y televisión, empresas farmaceúticas, libros de autoayuda... nada era suficiente para saciar la sed de información de millones de personas preocupadas por su talla, su peso o su volumen.

El III Congreso de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas, al que tuve el placer de asistir recientemente, sirvió para dar visibilidad a un colectivo maltratado por el desconocimiento. Aunque aún no tienen la relevancia que se merecen, la Asociación organizó incluso un sarao para la prensa, bastante poco multitudinario, para insistir en la necesaria colaboración entre los dietistas y los medios. Vamos, para que salgan en los papeles, que para eso el pastel es suyo.



Intereses creados aparte, el evento fue de lo más interesante. Una de las charlas versó sobre un tema que ya hemos tratado aquí: mitos de la nutrición. En ella se expusieron las influencias culturales, sociales y económicas que existen en la alimentación, entre ellas, las supuestas propiedades terapéuticas de la miel o del ajo, productos de los que nos consideramos fans y que, según la nutricionista que habló del tema, no tienen, al menos que se haya probado científicamente, ningún componente que los convierta en medicinales. En fin, yo creo que si te funciona, debería valer, aunque no lo haya certificado la Universidad de Harvard, ¿no? A mí la miel me calma la garganta cuando estoy resfriado, así que no pienso dejar de recurrir a ella.

Por otro lado se habló mucho de las dietas milagro, ridiculizando la mayoría de los sistemas de adelgazamiento rápido más populares: Montignac, Atkins, Disociada, la de la Clínica Mayo, la del jarabe de arce, la de la alcachofa, la del pomelo... Lo que yo no sabía es que existían regímenes tan absurdos como la cronodieta (en donde te dicen qué tienes que comer en cada hora) o la dieta de los colores (en la que cada día has de comer alimentos del mismo color). En todas ellas se adelgaza, pero según los nutricionistas, a un precio muy alto: volviendo a recuperar el peso (efecto yo-yó) y con efectos nocivos para la salud (se habló de diabetes, colesterol, osteoporosis...).

Otro de los puntos fuertes fue, sin duda, el mercadillo de fuera, donde, las marcas más punteras en dietética y alimentación funcional mostraron sus más exquisitas novedades. Entre los productos, estaban presentes:

Puleva omega 3: siempre me ha flipado cómo consiguen que los ácidos grasos de los pescados estén metidos en la leche y que siga sabiendo bien y no a sardinas podridas. Pues oye, lo consiguen. Yo le preguntaba: ¿y cómo lo hacen, pinchando a una sardina el ácido y echándolo en la leche? Y la chica me dijo: pues más o menos. En fin, un producto recomendable para los que tiene problemas cardiovasculares.

Kellogg: vendía unas barritas de cereales especiales para el colesterol. Luego era un poco tongo porque el componente anticolesterol es la avena, y la avena, según rezaba el envoltorio, puede ayudar a reducir el nivel de colesterol. Vamos, lo de siempre, nada de milagros. Eso sí, la barrita estaba buenísima.



Danone: la promotora era fantástica y consiguió convencerme de las bondades del Activia (para regular el tránsito intestinal, gracias a que fortalece nuestra flora tripil), el Actimel (que nos protege de las agresiones externas gracias a una cepa exclusiva de L Casei) y el Danacol, que sólo pueden consumirlo los que padezcan hipercolesterolemia.

Donut: un donut light que sabe a donut normal que, por si fuera poco, incorpora nosequé que elimina grasas. Por supuesto, se trata de una fantasía animada de ayer y hoy, similar al tontalín de Central Lechera Asturiana, que, a lo mejor funciona, pero que no nos va a bajar la talla que necesitemos en cada momento. Ni que el donut fuera como las setas de Alicia en el país de las maravillas!


Además de ellos, pues también estaba presente Heinz (que quiere desligar su ketchup del fast food), Pascual (superlíder en alimentación funcional) McDonalds (corramos un tupido velo), cerveceros (que no dejan de insistir en que es buenísima, nosotros estamos superconvencidos, no hace falta que nos convenzan más), nueces (qué ricas y que sanas, en su justa medida, claro) y otras marcas de alimentación y más específicas de dietética.

Un Congreso, sin duda, apasionante (me llevé a casa docenas de barritas de cerales, pildoritas y perlitas de caramelo, sacarinas, leches de soja...), que, por su importancia (y no por lo que muchos podrían pensar, que está de moda), debería haber tenido una mayor repercusión mediática. El año que viene será en Barcelona así que les deseamos suerte!

11 Comments:

Blogger meri said...

Jó que guai el post y qué estupenda la feria: me diste una envidia cuando volviste a casa cargado de chuminadas dietiles!!!!

Tremenda la dieta de los colores, Nunca había oído hablar de ella.. pero es graciosísima!!! :D

Hoy me toca... Ocres! me voy a zampar un haburguesote del burguer como que me llamo María. Olé!

2:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

jejeje
todas esas cosas estan muy bien... lo que no entiendo como los dietistas montan el circo con los fabricantes de productos "saludables" ya que la mayoría son un timo... de todos los que nombras no se salva ni uno... de hecho hace un tiempo publique en mi blog una entrada sobre los donuts linea que nombras... otro timo de la estampita.

6:40 p. m.  
Blogger Ergolina said...

La verdad es que es dificil diferenciar lo que es trigo de lo que es paja en el mundo de la dietética. Al fin y al cabo pueden haber productos que ayuden, pero ninguno hace milagros. Al final lo importante es tener una dieta equilibrada y hacer deporte.

7:06 p. m.  
Blogger Mario said...

Estoy totalmente de acuerdo con vosotras, pero hay que ser realistas. A ver quién te financia un congresito de estas características si no es con el apoyo de las multinacionales... En fin, lo del donut no sé si es timo o no, me parece un poco chorrada sí, pero lo del actimel y el activia me convenció bastante. ¿Tenéis algún dato que nos invite a no fiarnos de ninguno de estos dos productos? Queremos saber!

8:43 a. m.  
Blogger meri said...

Hombre, yo reconozco no ser constante, pero desde que me compras los Activia, tampoco es que haya notado nada.. Jo! :(

Más preguntas científicas al aire.. ¿alquien sabe por qué el estreñimiento se da mucho más en mujeres? Es una putada!

9:33 a. m.  
Blogger Mario said...

Os dejo este artículo, a ver qué os parece:

http://www.mundogar.com/ideas/reportaje.asp?FN=3&ID=10046

11:15 a. m.  
Anonymous rodrix said...

os contaré queridos amigos que son fan total de los Actimel 0% materia grasa. Están muy buenos, son lo mejor de mi frugal desayuno diario y yo sí que creo que ayudan a mejorar tus defensas, sobre todo frente a los temibles resfriados otoñales.

10:55 a. m.  
Anonymous Sra. Ash said...

Para tomar con el actimel: las galletas Gerblé Rendimiento. No tienen grasas hidrogenadas, están hechas con productos no transgénicos y están muy ricas.
Mis favoritas: Soja-naranja y Sésamo (aunque mi amiga Consuelo dice que las de sésamo saben a lentejas ¿?)

2:08 p. m.  
Blogger Jorge G said...

Chicos, pues yo estoy haciendo una prueba piloto de vegetarianismo. ya os contaré. deberíais escribir algo sobre el tema, no sé si en plan "fundamentos filosóficos y antropológicos del vegetarianismo", o simplemente un recorrido por delicias veggies que os gusten o qué sé yo.

Repito que estoy en pruebas, y en tal caso, nunca haré apología de ello!

7:33 p. m.  
Blogger meri said...

Suerte con tus pruebas, J1 claro yo creo q por ahi por esos lares (UK) es más fácil eso del vegeterianismo... aquí es chungo chungo...

1:53 p. m.  
Blogger meri said...

Yo he vuelto definitivamente a la piña. Creo que es el mejor detoxdel mundo mundial. La comes un día y al siguiente vas al baño, te ves más delgada, mejor.. tupenda, vamos!

11:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home